Aumento de ventas en el comercio electrónico y los retos que aún quedan por resolver

(Carlos Anino, CEO de Napse)

De acuerdo al Índice Mundial de Comercio Electrónico, realizado por Linio y citado en el reporte Barómetro del Digital Commerce, publicado por el eCommerce Institute y patrocinado por Napse, en el 2019 se facturará más de 3 mil billones de dólares por medio de ventas digitales en el mundo, lo que representa el 12.8% del total de ventas del retail.
Recién finalizado uno de los eventos de venta online más masivos en Chile, Cyber Monday, donde la Cámara de Comercio reportó compras totales por los US$271 millones (la cifra más alta de la historia para ese país), ¿cuáles son los desafíos de las tiendas para seguir mejorando la calidad del servicio que prestan a sus usuarios?
Lo primero es mejorar los aspectos más críticos para el cliente, que son la atención y la logística de despacho. Ambos puntos afectan directamente la experiencia de los usuarios y pueden incidir en su retorno o no a la tienda virtual.
Tener capacidad multicanal también es clave y existen numerosas herramientas para poder llegar adonde se encuentran navegando los clientes. Sitios web, redes sociales o páginas dedicadas 100% al eCommerce, son vitrinas en donde los comercios deben evaluar su presencia, de manera que el usuario no tenga que cambiar su hábito de navegación para comprar lo que necesita. 
Muy de la mano con lo anterior está la capacidad de integrar los activos online y los presenciales. La experiencia en una tienda debería ser muy similar, independiente de encontrarse en un canal digital o uno físico. Se trata de dar a los consumidores una experiencia integral.
La automatización de la detección de fraudes debería ser un paso obligado para los comercios. Estos hechos generan costos tanto en dinero como en reputación de marca, por lo que debería incrementarse la tecnología que se aplica para la prevención de los riesgos cibernéticos. La información del reporte Barómetro del Digital Commerce, los comercios de la región tienen índices de contracargos del 1,7%, un índice de revisión manual de 28%, y un índice de rechazo de órdenes de 9,2%. Estos números indican que las tiendas online están invirtiendo recursos en la detección y prevención de fraudes.
Por último, hay que reconocer roles y perfiles de quienes son responsables de la construcción y mantención de un ecommerce y manejar un uso eficiente y sustentable de los recursos humanos. La actualización es importante y es necesario dejar espacio para la innovación y las ideas, además de tener políticas de retención y fidelización de talento para potenciar a los profesionales que trabajan en las empresas tecnológicas, siempre en constante cambio y evolución.

Fuente: El Heraldo

eCommerce se toma el liderazgo de las ventas: en 2019 se facturarán US$3 mil billones

Según información contenida en el reporte Barómetro del Digital Commerce, publicado por el eCommerce Institute y patrocinado por Napse, durante el 2019 se facturarán más de US$3 mil billones a través de comercio electrónico en el mundo, incluyendo grandes eventos de venta online como Cyber Day y Cyber Monday.

El número representa cerca del 13% de las ventas totales del retail durante el año.

Para que estas cifras sean posibles se combinan numerosos factores que no dependen solamente de los comercios, como lo son el desempeño de los sitios web de las empresas, su comunicación con los usuarios, su manejo de redes sociales, entre otros; sino, además, la inversión pública y privada en infraestructura que facilita el desarrollo de negocios digitales, como el aumento de la bancarización de la población y de la confianza de los usuarios en los sistemas.

¿Cuáles son los índices considerados para medir la calidad del ecosistema eCommerce? El estudio anteriormente mencionado señala cuatro indicadores que avalan la calidad del entorno en que se desarrolla el comercio electrónico.

El Índice de Acceso Inclusivo analiza las facilidades con que la población accede a conexiones que les permiten acceder a compras online, que influye en su fluidez y confianza para interactuar con los comercios.

El Índice de Desempeño Logístico también juega un papel relevante, reflejando la eficiencia de los procesos como despachos de aduanas, infraestructura del comercio y manejo de transporte, entre otros.

Por otro lado, ya del lado de las empresas, está el Índice de Facilidades para Hacer Negocios, que da cuenta de la desenvoltura con que los comercios pueden ejecutar tareas relacionadas a su negocio.

Por último, está el Índice de Desarrollo de Gobierno Electrónico, que evalúa los patrones de desarrollo de sitios web en cada país, donde se valoran el acceso a internet, los niveles educativos y otros factores que indican cómo la tecnología promueve la inclusión de la población.

Comercio electrónico en Chile

Chile destaca en cada uno de estos indicadores, aunque lo hace con mayor fuerza en Desempeño Logístico e Internet Inclusivo, siendo el primero donde nuestro país no tiene competencia cercana y se encuentra a un nivel más desarrollado que el resto de sus pares latinoamericanos como Colombia, Brasil y México.

En el índice de Facilidad para Hacer Negocios, solo México supera a Chile en la medición, mientras que, en Desarrollo de Gobierno, Uruguay supera ampliamente a nuestro país y al resto de la región.

Según The Economist Intelligence Unit, WorldBank, DoingBusiness y United Nations, -citados en el reporte de eCommerce Institute-, por accesibilidad, disponibilidad, relevancia y preparación para Internet, Chile fue el mejor posicionado de Latinoamérica durante el 2018, lo que representa una oportunidad no solo para grandes empresas que buscan posicionarse en múltiples canales, sino también para Startups.

“Chile se encuentra en un escenario privilegiado para escalar en ventas en comercio electrónico y esto no es sólo una oportunidad para grandes empresas, sino también para emprendedores y pequeños comercios, que en el entorno digital sí pueden competir”, complementa Carlos Anino, CEO de Napse.

Anino añade que “la implementación de políticas de precios omnicanal, vitrinas personalizadas, mejoras en flujos de despacho, entre otros, significan tener en cuenta el viaje del usuario en todas las etapas de la compra online, lo que influye directamente en la tasa de conversión de los comercios y, sin duda, representa aún múltiples desafíos para las empresas”.

Sin duda el comercio electrónico se encuentra en pleno desarrollo y es una oportunidad que ninguna tienda, grande o pequeña, se quiere perder.

Aprovechar el entorno que favorece al desarrollo de esta industria depende de la mirada estratégica con que cada negocio decida enfrentar el escenario digital actual y de si las medidas y mejoras implementadas son de gusto del consumidor, quien, al final de todo, tiene la última palabra, puntualiza el análisis.

Fuente: biobiochile.cl

Radiografía del eCommerce en Chile: indicadores de liderazgo en Latinoamérica

Según información contenida en el reporte Barómetro del Digital Commerce, publicado por el eCommerce Institute y patrocinado por Napse, durante el 2019 se facturarán más de 3 mil billones de dólares a través de comercio electrónico en el mundo, incluyendo grandes eventos de venta online como Cyber Day y Cyber Monday. El número representa cerca del 13% de las ventas totales del retail durante el año.

Para que estas cifras sean posibles se combinan numerosos factores que no dependen solamente de los comercios, como lo son el desempeño de los sitios web de las empresas, su comunicación con los usuarios, su manejo de redes sociales, entre otros; sino, además, la inversión pública y privada en infraestructura que facilita el desarrollo de negocios digitales, como el aumento de la bancarización de la población y de la confianza de los usuarios en los sistemas.

¿Cuáles son los índices considerados para medir la calidad del ecosistema eCommerce? El estudio anteriormente mencionado señala cuatro indicadores que avalan la calidad del entorno en que se desarrolla el comercio electrónico.

El Índice de Acceso Inclusivo analiza las facilidades con que la población accede a conexiones que les permiten acceder a compras online, que influye en su fluidez y confianza para interactuar con los comercios. El Índice de Desempeño Logístico también juega un papel relevante, reflejando la eficiencia de los procesos como despachos de aduanas, infraestructura del comercio y manejo de transporte, entre otros. Por otro lado, ya del lado de las empresas, está el Índice de Facilidades para Hacer Negocios, que da cuenta de la desenvoltura con que los comercios pueden ejecutar tareas relacionadas a su negocio. Por último, está el Índice de Desarrollo de Gobierno Electrónico, que evalúa los patrones de desarrollo de sitios web en cada país, donde se valoran el acceso a internet, los niveles educativos y otros factores que indican cómo la tecnología promueve la inclusión de la población.

Chile destaca en cada uno de estos indicadores, aunque lo hace con mayor fuerza en Desempeño Logístico e Internet Inclusivo, siendo el primero donde nuestro país no tiene competencia cercana y se encuentra a un nivel más desarrollado que el resto de sus pares latinoamericanos como Colombia, Brasil y México.

En el índice de Facilidad para Hacer Negocios, solo México supera a Chile en la medición, mientras que, en Desarrollo de Gobierno, Uruguay supera ampliamente a nuestro país y al resto de la región.

Según The Economist Intelligence Unit, WorldBank, DoingBusiness y United Nations, citados en el reporte de eCommerce Institute, por accesibilidad, disponibilidad, relevancia y preparación para Internet, Chile fue el mejor posicionado de Latinoamérica durante el 2018, lo que representa una oportunidad no solo para grandes empresas que buscan posicionarse en múltiples canales, sino también para Startups, cuyo negocio puede verse facilitado y potenciado por estas favorables condiciones.

«Chile se encuentra en un escenario privilegiado para escalar en ventas en comercio electrónico y esto no es sólo una oportunidad para grandes empresas, sino también para emprendedores y pequeños comercios, que en el entorno digital sí pueden competir», complementa Carlos Anino, CEO de Napse. Añade que «la implementación de políticas de precios omnicanal, vitrinas personalizadas, mejoras en flujos de despacho, entre otros, significan tener en cuenta el viaje del usuario en todas las etapas de la compra online, lo que influye directamente en la tasa de conversión de los comercios y, sin duda, representa aún múltiples desafíos para las empresas».

Sin duda el comercio electrónico se encuentra en pleno desarrollo y es una oportunidad que ninguna tienda, grande o pequeña, se quiere perder. Aprovechar el entorno que favorece al desarrollo de esta industria depende de la mirada estratégica con que cada negocio decida enfrentar el escenario digital actual y de si las medidas y mejoras implementadas son de gusto del consumidor, quien, al final de todo, tiene la última palabra.

Fuente: elEconomista

El rol del punto de venta en el customer journey: la hora de la verdad

En esa travesía de la era digital que hemos dado en llamar customer journey, y que consiste en el camino que sigue un consumidor en cualquier proceso de compra, desde que se detecta una necesidad hasta que la marca implementa alguna acción de post-venta (dando inicio a un ciclo con la detección de otras necesidades), existe el momento crítico y cada vez más transparente: el pago. El punto de venta (point of sale, POS) juega el rol crítico en las tiendas de ser el espacio donde se completa la transacción, pero cada vez más es un punto de servicio y de ampliación de la venta. La experiencia del consumidor en este momento debe ser óptima para minimizar el margen de que el cliente abandone la compra. Por lo tanto, el punto de venta debe ser una de las prioridades a considerar en el marco del proceso de transformación digital de cualquier empresa del segmento retail.

Una excelente experiencia en el punto de venta es una oportunidad para ampliar el ticket del cliente y también para generar fidelización. Además, la identificación del cliente en el punto de venta permite personalizar la oferta y generar un perfil omnicanal,

Tres de cada diez adultos en Estados Unidos ya no realizan transacciones en efectivo, mientras que uno de cada diez millennials apela a e-wallets.

Desde el momento en que cruza la puerta, el cliente puede ser reconocido: si sabemos de quién se trata y conocemos de interacciones previas sus gustos y preferencias, podremos aportarle promociones específicas acordes a sus intereses. Para ello, es necesario que la persona deje sus datos al llegar a la caja o bien, que en algún sitio de la tienda se pueda identificar desde su dispositivo móvil.

Además de la personalización, clave en la era digital, existen otras variables que los clientes valoran. Una es la flexibilidad. El punto de venta debe soportar los medios de pago usuales sin perder de vista, por ejemplo, las tendencias hacia los nuevos medios, como ocurre en la actualidad con los contactless, las múltiples tarjetas o las billeteras electrónicas. Según Pew Research, sin ir más lejos, tres de cada diez adultos en Estados Unidos ya no realizan transacciones en efectivo mientras que uno de cada diez millennials, indica Juniper Research, apela a e-wallets. Tendencias que se están extendiendo en todas las geografías.

Las largas filas en las cajas corresponden al pasado. Sistemas de autogestión o asistentes de ventas para pagar los productos o alternativas digitales son esenciales para evitar amontonamientos de personas.

Al mismo tiempo, debe establecerse una integración perfecta con el sistema de inventarios, de forma tal que nunca falte el producto elegido, y con el de logística: en caso de que sea necesario hacer un envío debe llegar en tiempo y forma, y en caso de que no haya stock, debe analizarse la posibilidad de traerlo de otras tiendas. Todo el pasaje del cliente por el punto de venta debe ser fluido y amable. En caso de contar con personal, debe estar capacitado acorde a la importancia que el punto de venta tiene en la fidelización. La velocidad es otro bien apreciado: las largas filas en las cajas corresponden al pasado. Sistemas de autogestión para pagar los productos o alternativas digitales como los mencionados medios de pago contactless, además de un dimensionamiento correcto en el número de puntos de pago, son esenciales para evitar amontonamientos de personas. En este contexto, un sistema POS rápido no solo produce mayor satisfacción en el consumidor: también es clave para realizar más ventas en una cantidad de tiempo.

Por otra parte, los reclamos no atendidos o las políticas poco claras que generan disputas (“este producto sólo puede cambiarse los sábados de 9 a 14”) son pasos en falso de los serán difíciles –cuando no imposibles- de desandar.

Es ideal ofrecer descuentos para una siguiente visita, invitar al cliente a participar de las redes sociales propias, pensar una estructura de beneficios para que exista el incentivo para regresar. Por supuesto, todo el recorrido del cliente por nuestra empresa será transformado en datos que, correctamente analizados, nos permitirán mejorar su experiencia en cada nueva interacción. El customer journey es una travesía: el punto de venta no debería ser la parada final, sino el pasaje para que el cliente se sienta tentado a emprender un nuevo viaje con nuestra empresa.

La seguridad: una preocupación incipiente para los usuarios de eCommerce.

Por Carlos Anino, CEO de Napse

Ocho de cada diez chilenos han comprado algún producto online en los últimos seis meses. Esta abrumadora cifra se ha visto potenciada por los millennials y centennials, aunque estos segmentos no son los que presentan un mayor crecimiento. Las personas de entre 55 y 64 años aumentaron sus compras en línea en un 28% y los usuarios de más de 65 sobre un 21%, revelando que prefieren comprar por este medio por comodidad, por la posibilidad de comparar precios y de ahorrar tiempo, cifras reveladas por GfK Chile y Mercado Libre tras el paso del primer trimestre de 2019.

¿Qué pasa con los que aún no compran online? Si bien antes una de las barreras más comentadas era el no tener tarjeta de crédito, esta vez se alzó una nueva razón: la seguridad. Según el informe GfK FutureBuy, un 76% de los usuarios encuestados declara estar preocupado por el uso que las empresas hacen de los datos ingresados al momento de comprar.

¿Cómo podemos acomodarnos a las exigencias de estos nuevos consumidores digitales?

Los usuarios están más informados y preocupados por su seguridad en línea. Ya saben que ahorran tiempo, que es más cómodo y que les permite cotizar antes de comprar; sin embargo: ¿están las empresas protegiendo sus datos?, ¿les piden las tiendas la información estrictamente necesaria para la compra o piden además el rut, teléfono o correo electrónico?, ¿qué otras acciones toman los comercios cuando cuentan con toda esa información?.

Hay algunas medidas que es posible, como consumidor, ir tomando para comprar de maneras más segura a través de internet y que las plataformas de ecommerce deberían contar como requerimientos mínimos para ofrecer seguridad a sus clientes en las compras hechas por este canal.

Una de ellas, es comprar sólo en sitios web que cuenten con medios de pago autorizados. Las páginas web que promueven pagos directos a proveedores a través de transferencias electrónicas entre personas particulares no son seguras, a menos que estén soportadas por algunas aplicaciones que intermedian transacciones entre comercios y personas.

Por otro lado, es bueno tener en cuenta que de ser necesario deshacer una transacción, aquellas ejecutadas con tarjeta de crédito son más fáciles de cancelar y desconocer con la entidad bancaria, lo que nos da un margen de acción en caso de cualquier problema.

Comprar desde redes públicas, como wifi compartidos o corporativos, también hace que las transacciones sean menos seguras. Lo mismo ocurre con las sesiones en navegadores en modo incógnito, por lo que deberíamos evitar hacer compras en ambos escenarios y preferir las redes privadas o domésticas.

Por último, los sitios web que soportan transacciones deberían estar catalogados como “sitio seguro” y contar con el símbolo de un candado justo antes de la dirección en el navegador. Además, en su url debería incluir el código “https”, que la señala como una página segura.

Con esta información en poder de los usuarios, es el turno de las empresas de implementar estas medidas en sus sitios de ecommerce, ya que la seguridad es un punto clave para el usuario al momento de comprar online. En la medida que el sitio web cuente con mejores medidas de seguridad y sea claro en sus políticas de protección de datos, los clientes se sentirán seguros comprando en él. Compradores más informados sin duda presentan una oportunidad de mejora en la protección de datos de los consumidores que están prefiriendo hacer sus compras en línea y debería ser una prioridad para las tiendas que cuentan con su canal de ventas a través de internet.

Fuente: El Rancagüino

“El problema tecnológico ya está resuelto”

Durante el eCommerce Day, Angela Molano, Coordinadora de Proyectos de Napse, explicó los beneficios de la Suite Impulse en la optimización de los comercios electrónicos de las empresas.

En su 13ª edición en el país, el eCommerce Day se consagró una vez más como uno de los eventos más importantes del calendario para todas aquellas empresas que busquen adaptarse a los significativos cambios que la tecnología generó en la industria y los modos de consumo. Con plenarias lideradas por renombrados profesionales de Argentina y América Latina y diversas charlas y talleres, la feria atrajo a más de 5.000 visitantes al Centro de Convenciones Buenos Aires el pasado 29 de agosto, en una jornada que permitió a compañías de diversas industrias relacionarse entre sí, compartir experiencias y soluciones y aprender más sobre las tendencias a tener en cuenta para mejorar sus comercios electrónicos.

La relevancia del desarrollo de las plataformas de e-commerce entre las distintas estrategias de venta de las compañías se vuelve una realidad inobjetable a la luz de los datos que se compartieron en esta feria organizada por la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE): nueve de cada diez argentinos compraron online alguna vez, y siete de cada diez lo hicieron en el último año. Por otro lado, la facturación en el primer semestre de 2019 fue de 152.619 millones de pesos, lo cual representa un incremento del 56% respecto del mismo período el año pasado. En este primer semestre, se vendió un total de 56.5 millones de productos a través de 41.9 millones de órdenes de compra, lo cual demuestra un gran aumento en el sector.

Las distintas herramientas que ofrece Napse para optimizar el rendimiento de las plataformas de e-commerce de cada compañía acompañan ese crecimiento y, utilizando tecnología basada en la personalización, han logrado convertir cada interacción en resultados tangibles para la empresa.

“En Napse todas las soluciones están integradas. Una de ellas, nuestra Suite para optimización y personalización de los e-commerce, se llama Impulse precisamente porque le damos un impulso, un empuje, al e-commerce de cada empresa. Se puede llevar al usuario realmente a lo que le interesa y vender más”, explicó Angela Molano, Coordinadora de Proyectos de Napse, presente en el eCommerce Day para transmitir los múltiples beneficios que la empresa ofrece a los retailers. 

A su vez, Molano – quien presentó una charla sobre la Suite Impulse – se refirió a la importancia de la personalización como una tendencia ya instalada en la sociedad y en los modos de consumo actuales. “Seleccionar los productos que le van a interesar al usuario mejora la experiencia de compra, porque él tiene que hacer menos pasos para encontrarlos y siente que la marca lo conoce, que sabe realmente qué le interesa, y eso genera una conexión”

“Nuestra Suite está pensada para que sea sencilla, en tiempo real, sin perder el timing y que una persona pueda entenderla y utilizarla, sea cual sea el área en la que se destaque. El problema tecnológico ya está resuelto: ahora sólo te tenés que enfocar en vender”, concluyó Angela.

Llegó el momento de la personalización

Ángela Molano, coordinadora de Proyectos para Latinoamérica de Napse, habló con Webretail sobre la importancia de que las empresas lleven adelante esta transformación.

“La personalización es una tendencia que está hace mucho tiempo, que la vivimos todos los días usando Spotify, Youtube, Amazon; entonces nuestro objetivo es darle el mensaje a los eCommerce de que es el momento, de que se están quedando atrás si no piensan en la personalización”, comenzó diciendo Ángela Molano, coordinadora de Proyectos para Latinoamérica de Napse, con quien charlamos durante nuestra presencia en el Centro de Convenciones Buenos Aires.

“Otra de las cosas que quisiera destacar es que los eCommerce pequeños a veces creen que ciertas cosas son para empresas grandes, o mismo marcas importantes consideran que todavía no han llegado al punto de necesitar personalizarse. Es por eso que nuestro mensaje es que, como los usuarios ya están esperando la experiencia, la personalización es lo que te va hacer grande porque te va a ayudar a darle al cliente lo que quiere”, agregó Molano y detalló: “Mejora la experiencia y la relación con la marca el mostrar los productos que al usuario le interesa”.

En la misma línea, la coordinadora de Proyectos para Latinoamérica de Napse resaltó que “nuestra herramienta es una suite que ya resolvió el problema tecnológico”“Por más que tengas un equipo de desarrolladores increíbles, la rueda ya se inventó. Nosotros tenemos esta solución que es una herramienta de ventas, que permite enfocar automáticamente tu sitio solo con la personalización y, además, es utilizada por los equipos de marketing para optimizar el eCommerce”, detalló Molano y concluyó: “Esta todo pensado para que sea fácil, en tiempo real para no perder el timing. Juntamos la personalización y la experiencia -metas, estrategias- en Impulso, nuestra herramienta a la que le pusimos ese nombre porque sirve para darle un impulso a tus esfuerzos de ventas”.

Fuente: WebRetail

Napse presenta Impulse al mercado europeo

Napse lleva las soluciones Impulse al mercado Europeo donde relevamos que hay una gran oportunidad para nuestras soluciones de personalización de ecommerce , especialmente para las herramientas de engage y reengage. Además de oportunidades específicas en marketplaces con nuestra herramienta Catalog y con nuestra solución de OMS. Renata Malagogi Rocha, Strategy & Business Development Director para el Mercado Europeo, está a cargo del desembarque en este nuevo mercado.
En el segundo semestre de este año Napse participará de dos eventos el Savant eCommerce London el 17 y 18 de Septiembre de 2019.
Cultivating End-to-End Growth in eCommerce y del Digital 1to1 en Madrid.
Esperamos verlos allí. Aquí puedes acceder a la agenda https://bit.ly/2TGBTbj

Opinión: La clave de los retailers para llegar a todas las generaciones y públicos

Los retailers se esfuerzan por entender cómo adecuar sus estrategias de venta a los hábitos de consumo de la generación “Millennial”. Mucho se dice al respecto de estos nativos digitales: que son más críticos y exigentes, que priorizan su experiencia de compra, que compran más desde sus smartphones y que tienen mucha dedicación y olfato a la hora de buscar promociones y descuentos.

Pero, ¿Cuánto difiere este comportamiento al del resto de los consumidores? Un estudio reciente (*) indica que las diferencias en los hábitos de consumo entre millennials y no-millennials están disminuyendo cada vez más. Pese a no ser nativos digitales, estos últimos se aggiornaron y adoptaron patrones de consumo propios de los más jóvenes. De hecho, el estudio indica que el 52% de los no-millennials incorporó las tiendas electrónicas como parte de sus hábitos de compra y creció 8 puntos casi igualando la tasa de uso de los millennials.

Ante esto, los retailers que posean una buena estrategia de omnicanalidad basada en el conocimiento de sus clientes y la personalización de la oferta podrán acercar a estos consumidores finales ofertas de productos que les sean relevantes. “Conocer al cliente y su comportamiento, sobre todo en los e-commerce, es una tarea esencial para que los retailers puedan generar la mejor experiencia de compra posible al mismo tiempo que aumentan sus ventas”, aporta al respecto Carlos Anino, CEO de Napse.

Para que las estrategias de venta se vuelvan más efectivas, la gran apuesta de los retailers está en la personalización automatizada, aprendiendo de cada interacción con el cliente.

En el ecommerce el momento de la búsqueda por un producto es crítico ya que si no se obtienen resultados adecuados el cliente acaba abandonando el site. La personalización inteligente permite que el cliente encuentre más rápidamente productos relevantes, y también que cuando se realicen ofertas a través de email marketing personalizado automático, reciba información de productos relevantes a sus intereses.

De acuerdo a un informe llevado a cabo por la Data & Marketing Association en Reino Unido, el 58% de los ingresos de las compañías encuestadas provinieron de los emails personalizados de acuerdo a segmentos e intereses previos de los usuarios. La efectividad aumenta cuando la personalización no es por audiencias y si por adherencia al comportamiento del consumidor en el site.

En ese sentido, herramientas como “Impulse Suite” de Napse permiten a los retailers adecuar sus vitrinas en función al comportamiento de navegación de cada cliente para ofrecerle información y productos de manera personalizada de acuerdo al comportamiento del cliente en el site. A su vez, otorga a las compañías la capacidad llevar las recomendaciones personalizadas a campañas de email marketing con contenidos y promociones enfocadas en los intereses de los consumidores de manera automática. El objetivo: aumentar las tasas de conversión, la rentabilidad y no agotar a los potenciales consumidores con información irrelevante.

“Aprovechar las oportunidades que los retailers tienen para llegar a sus clientes con ofertas personalizadas y relevantes será clave a la hora de capitalizar el momento de navegación del usuario. De esta forma, podrán descubrir los productos que deseen comprar con mayor facilidad, que su experiencia en la vitrina los lleve a tomar la decisión de compra y que luego esta se pueda complementar con ventas cruzadas. Para eso, los retailers deben primero conocer a sus clientes, su comportamiento online y sus intereses particulares”, concluye Anino.

Fuente: America Retail

Ecommerce: El Ecommerce y algunos desafíos para cautivar el bolsillo de los consumidores

Iniciamos esta sección donde se mostrarán diversas columnas de opinión relativas a temas asociados con la tecnología, el emprendimiento y los móviles, en esta oportunidad corresponde el artículo de opinión acerca de los desafíos que tiene el consumo de datos para el eCommerce, redactado por Carlos Anino, CEO de Napse.

Mundo móvil: los desafíos del eCommerce para cautivar el bolsillo de los consumidores

El mundo es digital, hoy más que nunca. Así lo demuestran las cifras de la OCDE dadas a conocer recientemente, las que reflejan que el consumo de datos se duplicó del 2017 al 2018 y que los usuarios están más activos que nunca.

Hoy, prácticamente todo se puede hacer a través de un teléfono móvil: acceder a redes sociales, a la banca online, a portales de empleo, a rutinas de compra, son parte de la vida cotidiana de los chilenos. De hecho, Chile ya cuenta con 93,8 conexiones móviles 3G y 4G por cada 100 habitantes, demostrando que la digitalización de los consumidores es una realidad, según el reporte del primer semestre de 2018 del sector telecomunicaciones de la Subtel.

¿Qué significa esto para las empresas?

Sabemos que los comercios electrónicos o el eCommerce enfrentan constantemente desafíos y que la forma cómo los sortean marcará la pauta de su éxito o de sus dificultades para alcanzarlo.

Por un lado está la estrategia de marketing, en donde los productos, las ofertas y los despachos o pick up deben estar considerados y ser percibidos por los clientes como una experiencia completa, independiente de si se vive en la tienda online o la física. Todo es relevante, desde la presentación de los productos, hasta su despacho o la fluidez de su retiro en tienda. La estrategia de precios y las promociones también deben ser coherentes y considerar la naturaleza omnicanal del negocio.

En otra arista, la masividad de los Smartphones obliga a considerarlos en el diseño de las aplicaciones y sitios web. El layout de las plataformas debería ser mobile first, es decir, pensando primero en dispositivos móviles y posteriormente adaptado a su versión escritorio. Esto contribuye a que la experiencia de usuario sea más fluida, más orgánica y a que el tiempo de carga del contenido sea superior en los dispositivos conectados a redes móviles. Esta optimización es muy relevante en el cierre de la venta, ya que datos avalan que las aplicaciones móviles superan en su tasa de conversión a las web responsivas.

¿Y qué pasa con la relación tienda online con la física?

Casi un 80% de los usuarios utiliza su celular al interior de la tienda para investigar las comprar que está considerando, según un estudio de Fundación País Digital en conjunto con la Cámara de Comercio de Santiago y Transbank llamado “El Estado del Arte del Mobile Commerce en Chile 2018”. Es una realidad que el espacio físico se cruza con el digital una vez más, haciendo que la capacidad de las empresas para funcionar en diferentes canales se vuelva más relevante.

Por último, cabe destacar que esta revolución no se está dando solamente en Chile. Las transacciones móviles crecieron un 37% con respecto al año anterior en Latinoamérica, siendo esta la región que más crece a nivel mundial.

El mobile commerce sigue creciendo y desarrollándose en América Latina, y principalmente en nuestro país. Este escenario es una oportunidad tanto para las grandes empresas de retail como para las más pequeñas. Las claves para enfrentarlo es poner siempre al cliente y su experiencia en el centro de la estrategia.

Fuente: America Retail